Marqués de Teverga 2 (Oviedo) - 985271415 - info@clinicafeitobarcena.com

Periodoncia

La periodoncia es la parte de odontología que se encarga del tratamiento y mantenimiento del periodonto, que son todos los tejidos que rodean al diente y lo mantiene sujeto al hueso.

Las enfermedades periodontales son un grupo de cuadros clínicos de origen infeccioso que afectan a las estructuras de soporte del diente, y se clasifican en dos grandes grupos: gingivitis y periodontitis.

Gingivitis: es un proceso inflamatorio que afecta exclusivamente al componente más superficial del periodonto, la encía marginal. Cursa con enrojecimiento, engrosamiento del margen gingival con agrandamiento de las papilas interdentales, y sangrado espontáneo o provocado al sondar. No se afecta el resto del periodonto, por lo que no encontramos profundidades de bolsa al sondaje mayores de 3mm.

Las lesiones son reversibles. El tratamiento consiste en eliminar la causa de la inflamación, el acúmulo de placa y/o cálculo en la superficie de la raíz de los dientes. Es importante,con el fin de que la enfermedad no progrese hacia el estadío más avanzado, dar al paciente unas instrucciones de higiene adecuadas y pautar una periodicidad en las revisiones y los mantenimientos periodontales.

Periodontitis: es una lesión inflamatoria que afecta a todos los componentes del periodonto. El proceso destructivo da lugar a la migración apical del epitelio de inserción y a la afectación de los tejidos periodontales profundos, el cemento radicular (raíz) queda expuesto y tanto el ligamento periodontal como el hueso alveolar se destruyen.Las profundidades de bolsa son mayores de 3mm.

Las lesiones en esta fase de la enfermedad no son reversibles, pero es necesario tratarlas para que no se agraven. En los estadíos iniciales el tratamiento consistirá en raspado y alisado radicular para eliminar la infección, la placa y el cálculo. Cuando el acceso no sea posible, será necesario hacer una pequeña interverción quirúrgica que consiste en separar la encía de los dientes, limpiar,pulir bien la superficie radicular y suturar de nuevo la encía.
Los pacientes que han padecido la enfermedad periodontal pueden volver a desarrollarla por lo que es necesario una higiene adecuada diaria por parte del paciente y revisiones con tratamiento básico.

Tanto en los casos más leves como en los más avanzados, existen grupos de riesgo que deben prestar una especial atención a la salud de la encía: fumadores, mujeres con cambios hormonales (embarazadas, pubertad, menstruación o menopausia), antecedentes familiares con enfermedad periodontal, enfermedades generales (corazón, diabetes, osteoporosis, inmunidad deprimida, VIH…)

Manifestaciones

Factores de riesgo

Las preguntas más frecuentes de nuestros pacientes

¿Qué es la encía?

¿Para qué sirve la encía?

La encía es un constituyente del periodonto junto al hueso alveolar, el cemento radicular y el ligamento periodontal. El ligamento y el hueso le dan sujeción al diente, mientras que la encía realiza una función de sellado, protegiendo al organismo de agresiones bacterianas, físicas y químicas.

1

¿Cómo es la encía sana?

En condiciones de salud, la encía se adapta a los dientes constituyendo un festoneado característico. Su color es rosa coral, con una textura superficial similar a la piel de naranja y no sangra.

 

 

Causas de la enfermedad de la encía

¿Por qué enferma la encía?

Las bacterias son las principales responsables de las enfermedades de las encías. En la boca existen más de 700 tipos de bacterias y muchas de ellas son potencialmente dañinas para el periodonto. Las bacterias que habitan en la boca se depositan sobre la superficie de los dientes y en el surco gingival, constituyendo la placa bacteriana. Cuando las bacterias crecen sobrepasando unas ciertas cantidades, son capaces de producir lesiones en los tejidos periodontales. La gravedad de dichas lesiones depende de la susceptibilidad genética de cada individuo a desarrollar la enfermedad periodontal.

¿Es hereditaria la enfermedad periodontal?

2

El factor desencadenante de las enfermedades periodontales es la placa bacteriana. Sin embargo, esta bacterias no afectan por igual a todas las personas. El hecho de que algunas desarrollen periodontitis y otras no, o que desarrollen enfermedades periodontales en distinto grado, dependerá de una serie de factores predisponentes genéticos y ambientales. Por lo tanto, y considerando que hoy en día poco podemos hacer por modificar la predisposición genética, la forma de prevenir y tratar las periodontitis es el control de la placa bacteriana. Con frecuencia, las personas que padecen periodontitis, sobre todo las de formas más severas, encuentran afectados entre sus familiares, lo que habla del carácter familiar-hereditario. El hecho de ser tan frecuentes muchas veces quita peso a este elemento, para ser consideradas como coincidencia familiar debida a la alta incidencia.

¿Tiene influencia la dieta en la salud de la encía?

3

A diferencia de la caries dental, el tipo de alimentación no parece jugar un papel importante en la salud de la encía, aunque probablemente consumir alimentos que faciliten la auto higiene bucal como las frutas y las verduras tenga un efecto beneficioso.

¿Qué relación guardan las malposiciones dentarias con la enfermedad periodontal?

4

En personas que tienen un gran cuidado con su boca, las malposiciones no suponen un mayor riesgo de padecer periodontitis, pero en personas menos cuidadosas con su boca, los dientes mal colocados pueden favorecer la aparición de problemas en la encía, tanto gingivitis como periodontitis, porque la higiene se dificulta en estos casos y las bacterias crecen y se desarrollan mejor. Puede ser recomendable que pacientes tratados periodontalmente, una vez curados, se sometan a un tratamiento para colocar correctamente sus dientes, ya que mejorará con ello su pronóstico a largo plazo además del beneficio estético consecuente.

¿Cómo afecta el tabaco a la encía?

5

Aunque el tabaco no es capaz de producir enfermedad de la encía directamente, sí que agrava su evolución y reduce la eficacia del tratamiento. El tabaco provoca una reducción significativa en el aporte sanguíneo a los tejidos periodontales, así como una disminución de la capacidad defensiva ante posibles invasiones bacterianas. Estos efectos negativos están, además, relacionados con la dosis de tabaco diario. En pacientes que dejan de fumar, tras unos meses, la encía adquiere unas características que la hacen similar a la de una persona que nunca fumó, por lo que la eliminación del hábito tabáquico favorece la salud periodontal y mejora la eficacia del tratamiento en caso de padecer periodontitis.

¿Qué medicamentos pueden afectar a mi encía?

Tres tipos de medicamentos tienen un efecto sobre la encía: · Algunos utilizados tras los trasplantes de órganos, como la ciclosporina. · Antihipertensivos, como los antagonistas del calcio (nifedipino). · Anticonvulsionantes como la difenilhidantoina; utilizada en pacientes epilépticos, estas sustancias producen un aumento, en ocasiones tremendamente marcado, del tamaño gingival. Si usted está tomando alguno de estos medicamentos, consulte con su médico y con su dentista para que le recomienden el procedimiento a seguir. Los anticonceptivos orales también pueden tener un efecto de enrojecimiento y aumento de sangrado de la encía. Si se encuentra en esta situación, consulte con su médico o ginecólogo.

 

Manifestaciones de la enfermedades de la encía

¿Cuáles son las enfermedades del periodonto?

6

Las más frecuentes son sin duda las conocidas como enfermedades periodontales. Las formas leves se llaman gingivitis y afectan sólo a la encía; las graves son las periodontitis en las que se produce una destrucción de los tejidos profundos como el ligamento periodontal y el hueso alveolar. Hay otras muchas enfermedades que pueden afectar al periodonto, como ciertas patologías dermatológicas, que se manifiestan con ampollas, úlceras y cambios de coloración gingival. Algunas de ellas pueden ser el reflejo de afecciones graves, como el cáncer.

¿Son muy frecuentes las enfermedades de la encía?

7

Se encuentran entre las más frecuentes de la raza humana. Los estudios de investigación han demostrado que la gingivitis afecta casi a la totalidad de la población tanto infantil como adulta. Aunque las periodontitis apenas afectan a los niños, aproximadamente uno de cada dos adultos a partir de los 35 años las padecen en mayor o menor grado.

¿A qué edad pueden empezar a presentarse las enfermedades de las encías?

8

Raramente aparecen en los niños, aunque en caso de hacerlo son formas muy severas que amenazan de forma muy seria la dentición, e incluso a veces, la salud del niño. Las formas más frecuentes aparecen en adultos, empezando sus primeras manifestaciones a edades en torno a los 35 años. Cuanto más joven sea la persona en el momento de aparecer, más severa será la periodontitis y más cuidados necesitará.

¿Tienen las mujeres más riesgo de padecer enfermedad periodontal?

9

No. Con frecuencia se cree que sí, pero no ha sido demostrado. Lo que sucede es que ciertas etapas de la vida de la mujer, relacionadas con cambios hormonales, como los embarazos y la menopausia, producen alteraciones pasajeras en la encía que necesitan un cuidado especial.

¿Qué consecuencias tienen las enfermedades periodontales?

10

En ausencia de tratamiento conducen a la pérdida de los dientes en un periodo variable de tiempo. El edentulismo es un problema sanitario de primer orden, ya que produce grandes secuelas funcionales, estéticas y psicológicas en las personas que lo padecen. En España, el porcentaje de desdentados parciales es del 52% a los 40 años de edad y el de desdentados totales es del 41% a los 60 años de edad. El coste económico de la reposición de los dientes perdidos representa un coste difícil de asumir por la sanidad estatal y por muchas economías particulares, lo que origina un problema importante de accesibilidad a un derecho tan fundamental como el de la salud. Recientemente, se han demostrado importantes consecuencias para la salud general, que trataremos posteriormente.

¿Cómo saber si mi encía está enferma?

11

Los síntomas son el sangrado espontáneo o al cepillado, la aparición de pus en la encía, mal sabor o mal olor de boca, enrojecimiento, retracción, cambio de posición de los dientes, sensibilidad térmica, dolor e incluso movilidad. El diagnóstico de certeza sólo lo puede realizar el dentista, por lo que en caso de presentar alguno de estos signos o síntomas deberá consultar para que valoren la situación y le aconsejen cómo actuar.

¿Es normal que la encía sangre?

12

El signo que más precozmente nos avisa de la existencia de problemas es el sangrado espontáneo o al cepillado. Una encía que sangra puede presentar una gingivitis (problema leve) o periodontitis (problema grave). La diferencia entre ambas situaciones requiere valoración por parte del dentista. En ocasiones, aparece una tendencia aumentada al sangrado de encía como en ciertos momentos de la vida de la mujer que posteriormente veremos.

¿Es normal que los dientes se muevan?

13

Normalmente, los dientes no se mueven. Sólo en circunstancias especiales puede aparecer una cierta movilidad considerada normal y que desaparece posteriormente, como en los tratamientos de ortodoncia. La enfermedad periodontal no es la única causa de movilidad dental, pero sí la más frecuente. En este caso es un signo muy tardío y cuando aparece refleja una situación terminal que precisará tratamientos más complejos y en el que el pronóstico es peor. La movilidad refleja que en torno al diente se ha perdido soporte o anclaje al hueso maxilar y es mayor cuanto más avanzada está la enfermedad. Otras circunstancias en las que la movilidad se incrementa se asocian a las fuerzas ejercidas sobre los dientes con una intensidad y dirección inadecuadas. En estos casos se necesita un tratamiento diferente.

¿Es reversible la movilidad dental producida por la periodontitis?

14

La movilidad suele persistir a pesar del tratamiento periodontal porque el nivel de hueso no se recupera tras el tratamiento en la mayoría de las ocasiones; lo que se logra es un mantenimiento indefinido del soporte óseo. Los dientes que presentan movilidad en el momento del diagnóstico suelen perderse a medio o largo plazo a pesar del tratamiento, y ésta es una razón que justifica la necesidad de realizar un diagnóstico y tratamiento precoz de las enfermedades periodontales.

¿Puede la enfermedad periodontal producir mal olor de boca o halitosis?

15

Algunas de las bacterias relacionadas con la periodontitis producen, durante el metabolismo, sustancias denominadas compuestos volátiles sulfurados. Dichas sustancias, además de la presencia en ocasiones de pus en zonas localizadas de la encía, son las responsables de la aparición de halitosis. En la mayor parte de las ocasiones, el paciente nota una desaparición total o parcial de este síntoma tras el tratamiento. En caso de persistencia, se deben descartar otras patologías orales (caries) o sistémicas (endocrinas o respiratorias) y se deberá consultar a otros especialistas.

¿Qué debo hacer si mi encía está enferma?

16

Consultar a su dentista o periodoncista. Le analizará si existe periodontitis o sólo gingivitis y en ambas situaciones le aconsejará sobre el tratamiento más adecuado.

Prevención

¿Puede una buena higiene oral prevenir la enfermedad periodontal?

La mejor forma de prevenir la periodontitis es mantener una correcta higiene oral, pero en personas predispuestas, a pesar de la correcta higiene oral, tiende a producirse la enfermedad. Por lo tanto, la higiene oral es un importante pilar de prevención de las periodontitis pero no el único, y se debe acompañar de revisiones periódicas al dentista o periodoncista para que las diagnostique precozmente en caso de presentarse.

¿Qué tipo de cepillo dental debo utilizar y cuando debo cambiarlo?

17

Un buen cepillo dental debe ser pequeño para llegar a todas las zonas de la boca y tener cerdas de nailon de dureza intermedia para no dañar la encía. Si mantiene su cepillo dental durante demasiado tiempo en uso, se deterioran las cerdas y disminuye su eficacia de limpieza. Para decidir cuál es el mejor cepillo para su boca, pida consejo a su dentista o periodoncista y no olvide que también su farmacéutico le aconsejará como experto. Los cepillos eléctricos de cabezal con rotación oscilante pueden ayudar a facilitar la higiene en ciertas ocasiones. Pida consejo a su periodoncista.

¿Es suficiente con el cepillado para prevenir las enfermedades de la encía?

18

No. Cuando usamos únicamente el cepillo dental, dejamos sin limpiar el 40% de la superficie de los dientes, ya que, el cepillo no alcanza los espacios interdentarios, para mantener estas zonas libres de bacterias se necesita usar la seda o hilo dental y/o los cepillos interproximales. Aunque aprender a utilizar correctamente la seda dental es algo complejo al principio, con un poco de paciencia se consigue alcanzar una destreza suficiente y aplicarla correctamente en toda la boca, en tan sólo unos minutos. Si huele la seda después de usarla, comprobará que desprende mal olor, lo que es reflejo de la acumulación de las bacterias y la alteración que producen en su encía. Este olor será peor cuanto más tiempo haya pasado sin aplicarla en la zona.

¿Con qué frecuencia debo cepillar mis dientes para prevenir las enfermedades de la encía?

19

Aunque para prevenir la caries dental es necesario limpiar los dientes y la encía antes o después de cada comida, en pacientes adultos en los que la caries dental tiende a disminuir, puede ser suficiente dos veces al día, por la mañana y por la noche. No olvide que, aunque consiga una buena higiene oral y crea que su encía está sana, es necesario realizar revisiones periódicas con su dentista o periodoncista para que verifique la situación de salud y tome medidas en caso de que ésta se quiebre.

¿Guardan las enfermedades de la encía relación con la alimentación?

20

A diferencia de la caries dental en que la ingesta de azúcares es un factor predisponente importante, en las enfermedades de la encía el tipo de alimentación no actúa como favorecedor de éstas. Existen razones para pensar que una dieta rica en frutas favorece la higiene natural de los dientes y encía, contribuyendo a una eliminación de las bacterias y, de forma indirecta, colaborando en la salud de la encía.

¿Puede el cuidado periodontal ayudar a prevenir la caries?

21

En pacientes sometidos a un programa de cuidado periodontal que incluye una correcta higiene oral y visitas programadas al dentista o periodoncista, se reduce de forma significativa la aparición de nuevas caries dentales. Esto se debe a que el control de la placa bacteriana es también eficaz para prevenir la caries, y en caso de que aparezca, se detecta cuando el tamaño es pequeño y el tratamiento sencillo.

¿Son contagiosas las enfermedades de la encía?

23

La enfermedad periodontal es una infección producida por bacterias y como tal puede contagiarse. Estudios de investigación recientes han demostrado que personas que conviven durante años con un paciente periodontal tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad. Los familiares más susceptibles serían los hijos y las parejas estables, y el vehículo de transmisión, la saliva. La forma de contagio es el beso, pero de entrada no se recomienda cambiar ningún hábito de relación, aunque si usted padece esta enfermedad conviene que aconseje a sus familiares realizar una sencilla revisión con el dentista o periodoncista para descartar la afectación.

¿Qué cuidados debo tener para no contagiar a mis allegados si tengo enfermedad periodontal?

24

Ninguno en especial. La mejor manera de evitar el contagio es un correcto control de la enfermedad que consiga erradicar las bacterias que la producen.

¿Puedo saber si mis hijos tendrán enfermedad periodontal en el futuro?

25

Existen algunas pruebas que se pueden realizar en individuos sanos y que nos indican si hay un mayor riesgo de padecer enfermedad periodontal en el futuro. Estas pruebas se basan en la detección de la alteración genética de una sustancia llamada interleuquina. Sin embargo, esta prueba negativa no descarta que se pueda tener enfermedad periodontal en el futuro. Es posible que en los próximos años vayan apareciendo otros análisis que le permitan detectar en sus hijos la predisposición a padecer enfermedad periodontal, para así poder aplicar protocolos preventivos de forma muy precoz.

¿Puedo evitar que mis hijos padezcan problemas de encías si yo los padezco?

26

Hoy en día, la mejor manera de evitar que sus hijos padezcan la enfermedad es enseñarles desde pequeños a mantener hábitos de higiene bucal adecuados, cepillando sus dientes y encías después de las comidas y hacerles revisar sus encías periódicamente por el dentista o el periodoncista.

 

Tratamiento

¿Cómo se tratan las enfermedades de la encía?

27

El tratamiento va dirigido a eliminar las bacterias productoras de la enfermedad y corregir los factores que la hacen más susceptible a ellas, como el tabaco y ciertas alteraciones dentarias (como las malposiciones). Por último, es necesario crear las condiciones para que la enfermedad se pueda mantener controlada a largo plazo. En el caso de la gingivitis es suficiente una mejora de la higiene oral y profilaxis periodontales, que son actuaciones preventivas rápidas, sencillas y nada molestas. En las periodontitis, en primer lugar se realiza un detallado estudio periodontal clínico y radiológico para valorar la situación en el momento de empezar. En ocasiones, se hace necesaria la utilización de pruebas complementarias. La fase básica del tratamiento va dirigida a eliminar las bacterias de la bolsa periodontal y se conoce como raspado y alisado radicular o fase desinflamatoria. Cuando la bolsa periodontal es profunda, habitualmente no se consigue un control total de la infección, por lo que se hace necesaria la realización de cirugía periodontal para así completar el tratamiento. Cuando la enfermedad está controlada, da comienzo el mantenimiento periodontal, que se trata en la pregunta 35.

¿Qué es la cirugía periodontal?

Es una fase del tratamiento que permite eliminar las bacterias de las zonas más profundas de la bolsa periodontal y corregir los defectos anatómicos producidos como consecuencia de la enfermedad. En ocasiones, es posible recuperar el hueso perdido mediante la aplicación de técnicas regenerativas. Otros procedimientos quirúrgicos son los conocidos como cirugía mucogingival, que nos ofrece la posibilidad de corregir alteraciones de la cantidad o la calidad de la encía en ciertas localizaciones, sobre todo anteriores, para mejorar el pronóstico de algunos dientes o por razones estéticas.

¿Se puede recuperar el hueso perdido por la enfermedad periodontal?

28

En ocasiones, los defectos producidos en el hueso maxilar por la enfermedad periodontal reúnen características específicas que posibilitan la regeneración. Hay diferentes formas de realizar tratamientos regenerativos; mediante material “óseo” de relleno, con la ayuda de membranas (regeneración tisular guiada) o con sustancias derivadas de proteínas orgánicas que estimulan el crecimiento de los tejidos periodontales. Estos procedimientos requieren una alta cualificación y no están indicados más que en algunas ocasiones, por lo que deberán aplicarse tras un estudio minucioso de cada caso por un profesional altamente cualificado, como es su periodoncista.

¿Mejora el tratamiento periodontal la estética bucal?

29

No hay peor imagen que la de una boca con encías enrojecidas y sangrantes. La salud de la encía asegura un color rosa y una imagen y aspecto de boca sana. Con frecuencia, la enfermedad periodontal hace que los dientes parezcan más largos, debido a la retracción de la encía. A veces, tras el tratamiento periodontal, los dientes aparecen un poco más largos porque, al desaparecer la inflamación, la encía pierde un poco de volumen. La mejor manera de evitar este efecto negativo es el diagnóstico precoz a fín de que se tomen medidas antes de que se haya perdido hueso y encía en torno al diente. En otras ocasiones, aparecen recesiones localizadas de la encía en algunos dientes, que se pueden tratar con éxito mediante procedimientos específicos.

¿Qué es la cirugía estética periodontal?

30

Son una serie de procedimientos que ayudan a mantener la armonía de la sonrisa o a devolver a la normalidad los defectos producidos como consecuencia de las periodontitis u otras causas. Constituyen una ayuda para el dentista en la realización de muchos tratamientos de tipo protésico, y a largo plazo ayudan también a preservar la salud de la encía.

¿En qué consiste el mantenimiento periodontal?

31

Es una etapa fundamental del tratamiento periodontal y la única manera de conseguir el control de la periodontitis a largo plazo. Las fases básica y quirúrgica son muy eficaces para controlar las bacterias y lograr la salud periodontal, pero los microorganismos tienden a recolonizar la bolsa periodontal desde otros reservorios bucales y si no se actúa de forma adecuada, la enfermedad reaparecerá. En cada visita de mantenimiento, el dentista o el higienista le realizarán unas actuaciones protocolizadas consistentes en: verificación de la situación clínica diente por diente, valoración de su higiene bucal y eliminación del cálculo y bacterias de forma individualizada según la situación de las diferentes zonas de la boca. Es importante destacar que el mantenimiento periodontal no es una limpieza de boca, sino una actuación médica individualizada según la situación de cada paciente en cada momento concreto. La frecuencia de mantenimiento se define para cada caso particular, pero suele oscilar entre una visita cada 3 o 6 meses, en función de una serie de factores individuales.

¿Se necesitan análisis y pruebas complementarias?

32

Para tratar la mayor parte de las periodontitis, no es necesario realizar ningún análisis, pero en ciertas formas agresivas, que aparecen en personas jóvenes o con enfermedades de carácter general como la diabetes, puede ser aconsejable identificar las bacterias mediante procedimientos de microbiología para verificar que han sido erradicadas. Se ha visto recientemente que personas con una alteración genética en una molécula asociada a la respuesta inflamatoria tienen más posibilidades de padecer periodontitis y en el caso de tratarse responden peor que las demás. En estos casos se puede detectar esa alteración para aplicar protocolos preventivos y terapéuticos individualizados y más exhaustivos. Las pruebas citadas se toman de la bolsa periodontal o saliva sin métodos invasivos y permiten hacer más eficaz el tratamiento de casos complejos.

¿Se puede tratar la enfermedad periodontal con antibióticos?

33

Los antibióticos son sustancias capaces de eliminar las bacterias o de inactivarlas; por lo tanto, en la enfermedad periodontal, que es un proceso infeccioso, los antibióticos pueden constituir una ayuda (siempre tras un “tratamiento mecánico” de la bolsa; raspado o cirugía). Debido al carácter crónico de las periodontitis no es recomendable usarlos de forma continua, pues su uso prolongado produce resistencias de las bacterias y efectos secundarios indeseables sobre el organismo. En la actualidad se recomienda utilizar los antibióticos en ciertas periodontitis más agresivas. Podemos emplear análisis microbiológicos y antibiogramas para seleccionar el antibiótico más efectivo en cada caso.

¿Sirven los enjuagues para tratar la periodontitis?

34

En las farmacias y los supermercados se pueden encontrar muchas sustancias que ayudan a prevenir las periodontitis. En el tratamiento de estas enfermedades tienen una eficacia limitada debido a que no penetran en las bolsas periodontales, y en este caso sólo la intervención del dentista o periodoncista puede tratar el cuadro.

¿Quién debe tratar mis problemas de encía?

35

Su dentista tiene la capacitación para diagnosticar y tratar los problemas periodontales así como para aconsejarle sobre las medidas preventivas que ayuden a mantener sana su encía y la de su familia. En ocasiones, el dentista puede delegar ciertas partes del tratamiento en el higienista dental, como son la eliminación del sarro y la instrucción de higiene oral. También en ocasiones, el dentista puede solicitar la colaboración del periodoncista para tratar los casos que estime oportunos; sobre todo, los más complejos y avanzados.

¿Se cura la enfermedad periodontal?

El tratamiento consigue detener la enfermedad periodontal de forma indefinida con el consiguiente mantenimiento de los dientes. En la práctica esto se puede entender como curación, con el matiz de que no podemos olvidarnos de realizar las visitas periódicas de mantenimiento, según el protocolo establecido por nuestro dentista o periodoncista. En caso contrario, la enfermedad vuelve a reactivarse. En ocasiones, no se consigue este resultado de control total y en este caso la enfermedad avanza, aunque de forma más lenta que sin tratamiento. Estos casos son: · Formas muy agresivas, como las que aparecen en niños o adultos muy jóvenes. · Fumadores de más de un paquete al día. · Pacientes con enfermedades generales, como diabetes graves, o que toman ciertos medicamentos.

¿Es doloroso el tratamiento periodontal?

Generalmente, es poco molesto incluida la cirugía, en caso de que sea necesaria. Su dentista o periodoncista valorará en cada caso la necesidad de anestesia y el tipo. En ocasiones, tras el tratamiento queda una sensibilidad al frío que puede ser más o menos acusada. En la mayor parte de las ocasiones desaparece tras algunos días o semanas de forma espontánea; si no es así, consulte a su dentista y él le recomendará la utilización de algunos productos para solucionar el problema.

¿Qué relación guarda el tratamiento periodontal con otros tratamientos de la boca?

Cuando la enfermedad se haya controlado, en ocasiones es necesario realizar otros tratamientos odontológicos, como obturaciones (empastes), tratamientos ortodónticos, reposición de dientes ausentes, tratamientos estéticos, etc. El hecho de reponer los dientes ausentes y hacer ortodoncia mejorará el pronóstico general a largo plazo, ya que las fuerzas oclusales quedarán mejor repartidas y los dientes mejor posicionados, lo que facilitará la eficacia de las técnicas de higiene bucal. En cada caso su dentista deberá informarle sobre estos aspectos que presentan una valoración de cierta complejidad.

¿Qué puedo hacer si pierdo mis dientes por enfermedad periodontal?

36

Si usted accedió tarde al tratamiento o si su periodontitis no se ha podido controlar adecuadamente, es posible que haya perdido total o parcialmente sus dientes como consecuencia de ella. En este caso, es conveniente que reponga los dientes ausentes, ya que las pérdidas dentarias pueden favorecer la evolución de la periodontitis y disminuir la eficacia del tratamiento. La mejor manera de reponer sus dientes es mediante prótesis fija apoyada sobre sus propios dientes, si éstos pueden soportarla, o sobre implantes. Las prótesis removibles habitualmente perjudican la encía y los dientes remanentes, por lo que se debe colocar si no existe la posibilidad de llevar prótesis fija. La decisión del tipo de prótesis indicada en su caso debe tomarla su dentista y lleva una cierta complejidad, por lo que le recomendamos que se asegure bien antes de decidir y nunca confiar en quien no posea la cualificación adecuada.

¿Puedo colocarme implantes si tengo enfermedad periodontal?

37

Sí. Los implantes colocados en la boca están sometidos a los mismos riesgos de infección que los dientes. Nunca deben colocarse implantes sin un control adecuado de la periodontitis, pero una vez conseguido éste, se comportan igual que en un paciente no afectado por la enfermedad. La mejor manera de asegurar un buen resultado a largo plazo de su tratamiento con implantes es asegurarse de que no se tiene enfermedad periodontal o, en caso de estar afectado, tratarla antes, y, posteriormente hacer un buen seguimiento durante la fase de mantenimiento.

 

Relación con la salud general

 

¿Qué riesgos tiene una embarazada con enfermedad periodontal?

38

Existe una clara evidencia de que la enfermedad periodontal no controlada aumenta el riesgo de tener un recién nacido inmaduro. El parto prematuro constituye un problema importante de salud, pues, aunque la mortalidad perinatal se ha reducido de forma drástica en los países desarrollados como España, es entre los niños prematuros en los que se concentran las escasas muertes todavía existentes. Además, el coste económico de las atenciones hospitalarias a estos niños es muy elevado y el sufrimiento de los padres del neonato inmenso. Los estudios de investigación realizados evidencian que la enfermedad periodontal en embarazadas puede ser un factor de riesgo significativo de nacimientos prematuros de bajo peso. La influencia de este factor podría incluso compararse al hábito de fumar o a la ingesta de alcohol. El porcentaje de partos prematuros debidos a esta causa podría situarse en torno al 18%.

¿Puede la menopausia influir en las enfermedades que afectan a la encía?

Se ha visto recientemente que puede existir una relación entre las alteraciones en el metabolismo del hueso consecuencia de la menopausia y las periodontitis. En la menopausia se produce una disminución marcada de ciertas hormonas llamadas estrógenos, que llegan a desencadenar estados de osteoporosis. Aunque la enfermedad periodontal no es una enfermedad metabólica del hueso sino infecciosa, existe la posibilidad de que un hueso de “calidad” reducida sea más susceptible a la destrucción producida por las bacterias, y de esa forma en la menopausia la predisposición a la citada enfermedad se acentúe. Por otra parte, se ha demostrado que las mujeres posmenopáusicas con dientes sanos y masticación normal padecen menos grado de osteoporosis que las desdentadas. Si consideramos que la causa más frecuente de pérdidas dentarias en los adultos es la enfermedad periodontal, lograr una buena salud periodontal es para las mujeres una garantía de que al llegar la menopausia no verán reducida su calidad de vida por la osteoporosis.

¿Influye la enfermedad periodontal en la calidad de vida de las personas mayores?

39

Estudios realizados en los países nórdicos encontraron que las personas mayores con más dientes suelen ser más activas que las que tienen menos dientes y dedican más tiempo a actividades de esparcimiento. Mujeres con mayor número de dientes tenían más fuerza física, capacidad de flexión y mayor rapidez de reacción.

¿Qué relación guarda la salud de la encía con el infarto de miocardio?

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) constituyen la principal causa de muerte en España. Tradicionalmente, se ha venido conociendo el papel del colesterol elevado, la obesidad, el hábito de fumar y la vida sedentaria en el desarrollo de una ECV. No obstante, estos factores de riesgo no explican todos los aspectos clínicos y epidemiológicos de esta enfermedad. La evidencia ha ido acumulando lazos entre la presencia de infecciones crónicas e inflamación y las ECV. Sin duda, las infecciones crónicas más frecuentes son la caries y, las enfermedades periodontales, estas últimas en edades adultas, cuando con más frecuencia se padecen las ECV. Estudios realizados en 1989 indicaban una relación entre la enfermedad dental y los accidentes cardiovasculares agudos. Inicialmente se contempló con cautela la posibilidad de establecer una relación de causalidad entre ambas circunstancias, pero la realización posterior de estudios más detallados estableció que la relación entre las infecciones dentales y la arteriosclerosis coronaria fue de la misma magnitud que la publicada para los factores de riesgo clásicos, como el colesterol. Se ha relacionado la presencia en sangre de ciertas sustancias que aparecen en la inflamación (citoquinas) con la aparición de ECV. Las bacterias presentes en las bolsas periodontales no tratadas pasan con frecuencia a la sangre como consecuencia de actos como la misma masticación; éstas darían lugar a la sobreproducción de citoquinas que podrían causar efectos en órganos distantes como las arterias coronarias. El mantenimiento de una correcta salud bucal basado en la higiene oral y las revisiones periódicas al dentista que diagnostiquen, prevengan y traten la caries y las enfermedades periodontales constituye sin duda una garantía más en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

¿Qué relación existe entre diabetes y enfermedad periodontal?

40

La diabetes mellitus constituye un trastorno metabólico que se caracteriza por la presencia de unos niveles elevados de glucosa en sangre (glucemia) con repercusiones en diferentes órganos como riñón, ojos, corazón y órganos con vasos sanguíneos de pequeño calibre. El tratamiento de la citada enfermedad va dirigido a lograr estabilizar las cifras de glucemia dentro de los límites de la normalidad, lo que se consigue con aportes externos de insulina u otras sustancias de efecto parecido. La presencia de la enfermedad periodontal puede aumentar la dificultad para controlar la glucemia incrementando el riesgo de complicaciones vasculares, estando ambas circunstancias relacionadas con la gravedad de la periodontitis. Se ha visto de forma paralela que el control de la periodontitis mediante un tratamiento correcto puede mejorar la situación del paciente diabético, reduciéndole incluso la necesidad de insulina. Por lo tanto, en el paciente diabético, el mantenimiento de la salud de la encía garantiza la mejora de su situación y la ganancia de calidad de vida.

¿Una encía enferma puede perjudicar a los deportistas?

41

Sí. Tradicionalmente, era recomendado por los preparadores físicos de los deportistas que éstos se realizaran una revisión bucal cuando sufrían algún tipo de lesión muscular o articular de causa poco clara, aunque no se conocía bien el porqué. Recientes estudios realizados en Japón han permitido relacionar la presencia de la enfermedad periodontal con la disminución de la capacidad muscular, la flexibilidad y la rapidez de respuesta física. En esta línea se deberá seguir investigando en el futuro, pero hay razones fundadas para pensar que una encía sana es la mejor garantía de un buen rendimiento físico.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A blog about Wordpress design, development , Software and inspiration http://themesharebd.blogspot.com